Proyecto Educativo

Conscientes de que la Iglesia, para llevar a cabo su misión evangelizadora y educativa, está presente en la escuela a través de la pastoral escolar, trazamos el tipo de educación que queremos ofrecer a nuestros alumnos, es decir, definimos nuestra identidad diseñando los propósitos educativos que perseguimos en nuestra tarea de educar y la expresamos en el presente Proyecto Educativo.

El Colegio “Giovanni Antonio Farina”, en virtud de su misión, quiere ser un medio eficaz para promover una educación integral cultivando, con asiduo cuidado, las facultades intelectuales, promoviendo el sentido de los valores, fomentando el trato amistoso entre los alumnos de distinta índole y condición y contribuyendo a la comprensión mutua para que sea un centro escolar de cuyos beneficios participen las familias, los profesores, los alumnos y los exalumnos.

El objetivo fundamental de nuestro Proyecto Educativo, el cual se concreta en nuestro Plan de Acción Pastoral, es que Dios, su verdad y su vida se integren en el programa escolar y en la propia vida del Centro.

Para que la actividad eclesial, en la educación que ofrecemos en nuestro Centro, pueda dar los frutos deseados de vida cristiana y superar las dificultades que hoy encuentra en nuestra sociedad, es necesario que actúen, de forma consciente y responsable, los padres de los alumnos, los profesores, la dirección del Centro, los alumnos y todos aquellos implicados en ofrecer una educación cristiana y mejorar nuestro servicio en la tarea educativa del Colegio.

En nuestra tarea de educar, proponemos a todos los miembros de la Comunidad Educativa este Proyecto fundado en el Evangelio y en el espíritu de nuestro Instituto.

HERMANAS MAESTRAS DE SANTA DOROTEA

Hijas de los Sagrados Corazones

Responsables de la Educación

 

La propuesta educativa del Colegio Giovanni Antonio Farina, se realiza con la colaboración de todos los miembros de la Comunidad Educativa: Titular, Dirección Académica, Jefatura de estudios, profesores, alumnos, padres y personal de administración y servicios.

La identidad del Centro, expresada en el Proyecto Educativo, debe ser aceptada y compartida por todos y cada uno desde el desempeño de sus funciones.

Titular: La Congregación de Hermanas Doroteas, Hijas de los Sagrados Corazones, es la responsable de la gestión económica del Centro, de su identidad cristiana y del buen funcionamiento del mismo.

La Directora general: Es la representante legal de la Entidad Titular en los términos señalados en el Reglamento de Régimen Interior del Centro.

Los coordinadores de etapa (Directora Académica/ Jefa de estudios): Tienen la misión de coordinar las actividades educativas de etapa y ejercer la jefatura y control del personal docente en el ámbito educativo.

Los profesores: Desempeñan un papel decisivo en la ejecución del Proyecto Educativo, están directamente implicados a través de la enseñanza, del testimonio de su vida personal en las relaciones con los demás miembros de la Comunidad Educativa. Personalizan el proceso didáctico fuera del horario escolar.

Los padres: Son los responsables de la educación de sus hijos, participan activamente en la vida del Centro y colaboran especialmente a través del Consejo Escolar y de la Asociación de Padres de Alumnos (A.M.P.A.).

El personal de administración y servicios: Es un estamento necesario de la Comunidad Educativa, debe ser consciente de que su labor incide positivamente en la todo el Centro y ayuda a crear un ambiente sereno y acogedor.

El Centro, para conseguir que su organización sea eficiente, posee un Reglamento de Régimen Interior, elaborado por el Titular y aprobado por el Consejo Escolar en el que están definidas las competencias, derechos y deberes de los distintos estamentos y las normas de convivencia para garantizar el buen funcionamiento de la Comunidad Escolar.

Naturaleza Jurídica

El Centro Giovanni Antonio Farina está ubicado en Azuqueca de Henares (Gu), Avenida Alcalá, número 6. Inicia su actividad en septiembre de 1973 con el “Parvulario” privado, continúa en 1974 con los primeros cursos de E.G.B.

Al principio, el reconocimiento es provisional hasta que recibe la autorización definitiva el 4 de julio de 1975 y en la actualidad configurado según el BOE del 11 de febrero de 1994 y la O.M. de 26 de marzo de 1999. Está inscrito en el Registro de Centros de la Administración educativa con el número 19000345.

Actualmente imparte las enseñanzas correspondientes al Segundo Ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria y, en el marco de la Legislación vigente, goza de plenas facultades académicas.

Educación Infantil 3, 4 y 5 años, Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria están acogidas al Régimen de Conciertos, regulado en el Título IV de la LODE y en sus normas de desarrollo.

Principios Educativos

 

El Colegio Giovanni Antonio Farina, coherente con su identidad y en corresponsabilidad con los distintos estamentos de la Comunidad Escolar, orienta su propuesta educativa siguiendo los principios que considera prioritarios e irrenunciables:

  1. Dios, revelado en Jesucristo, es principio y fin, valor supremo del hombre y de la historia.
  2. Centralidad de la persona, según el Evangelio que “descubre la plenitud de la verdad sobre el hombre”.
  3. Importancia de la acción educativa de la escuela como participación en la misión evangelizadora de la Iglesia.
  4. Atención primordial al alumno como sujeto y destinatario de la tarea educativa
  5. Valoración de la experiencia comunitaria escolar que favorece la acogida, el respeto mutuo y la inserción responsable en una sociedad pluralista.
  6. Prioridad inalienable de la familia en la tarea de educar.
  7. Vivencia de la fe en las actividades diarias como unión entre cultura y vida.

Objetivos Generales

I EDUCATIVOS

  1. Tomar conciencia de que somos una Comunidad Educativa cristiana que trabaja y ora para realizar el proyecto evangelizador de Jesús.
  2. Favorecer la formación espiritual del alumno, de modo que toda su vida sea impregnada del Espíritu de Cristo y pueda responder libre y progresivamente a su compromiso bautismal.
  3. Mantener vivo el espíritu y el estilo educativo de San Giovanni Antonio Farina en toda la Comunidad Educativa.
  4. Promover el desarrollo integral del alumno, de sus capacidades físicas, psíquicas, morales y espirituales para que pueda conseguir una personalidad armónica, integrada y responsable.
  5. Contribuir a la construcción de una sociedad más fraterna y humana, mediante el desarrollo de una pedagogía inspirada en el concepto cristiano del hombre.
  6. Impartir una enseñanza individualizada que valore el conocimiento personal del alumno y la auténtica estima entre el educador y educando como punto clave de todo el proceso Educativo.
  7. Favorecer un ambiente educativo que se caracterice por un clima familiar, sereno, creativo y rico en propuestas educativas.
  8. Implicar a todos los miembros de la Comunidad Educativa a asumir los Principios, y hacer efectivo el Proyecto Educativo y el Reglamento de Régimen Interior del Centro.

II DIDÁCTICOS

  1. Favorecer el desarrollo de las capacidades intelectuales para un adecuado conocimiento de la realidad con el fin de integrarse plenamente en ella y transformarla desde dentro.
  2. Lograr que el alumno sea protagonista de su propia formación, desarrollando el espíritu crítico, la autodisciplina y la creatividad.
  3. Educar en la escucha, el respeto, el perdón, la solidaridad, amistad y amor en las relaciones interpersonales (según el carisma de las Hermanas Doroteas).
  4. Procurar que los alumnos alcancen un sentimiento responsable de la estima y el cuidado de las cosas y del ambiente, general y escolar, adquiriendo progresivamente conciencia de que esto forma parte de la acción educativa.
  5. Proponer a cada alumno las metas que puede alcanzar y favorecer su consecución con una metodología, motivación y estímulos adecuados.
  6. Fomentar todo proceso de búsqueda, para que el alumno desarrolle su originalidad y ritmo personal.
  7. Potenciar un sistema de evaluación continua que garantice la coherencia del proceso de enseñanza – aprendizaje.
  8. Alentar la labor educativa de los padres programando encuentros y reuniones con expertos y personas calificadas y animando al diálogo con los profesores.

III PASTORALES

  1. Ayudar a los alumnos a conocer y hacer experiencia de Dios a través del Evangelio.
  2. Favorecer momentos de oración personal y comunitaria con el fin de llegar progresivamente a una relación cada vez más profunda con Dios.
  3. Ayudar a reconocer una jerarquía de valores que llega hasta el Valor Supremo, Cristo, y a conformar con ellos su conducta.
  4. Presentar el Carisma de la Congregación de las Hermanas Doroteas a través de la vida y espiritualidad del Fundador, San Giovanni Antonio Farina, de la devoción a los Sagrados Corazones de Jesús y de María, para que las virtudes de la caridad y de la mansedumbre lleguen a ser un estilo de vida, siguiendo el ejemplo de Santa Bertila.
  5. Favorecer procesos de maduración vocacional, así como de orientación educativa y profesional.
  6. Reavivar el espíritu religioso de la Comunidad Educativa.
  7. Promover a la participación en la escuela y en la sociedad.

Conclusión

La tarea educativa de este Centro no termina con la presentación del Proyecto Educativo, sino que debe convertirse en un proceso. Será, por tanto, propuesto anualmente para una verificación inicial y final con objeto de evaluar el nivel de calidad de la educación.