Objetivos Generales

I  Educativos

1. Tomar conciencia de que somos una Comunidad Educativa cristiana que trabaja y ora para realizar el proyecto evangelizador de Jesús.

2. Favorecer la formación integral del alumno, de modo que toda su vida sea penetrada por el Espíritu de Cristo y pueda responder libre y progresivamente a su compromiso bautismal.

3. Mantener  vivo el espíritu y el estilo educativo de Monseñor Giovanni Antonio Farina en toda la Comunidad Educativa.

4. Promover el desarrollo integral del alumno, de sus capacidades físicas, psíquicas, morales y espirituales para que pueda conseguir una personalidad armónica, integrada y responsable.

5. Contribuir a la construcción de una sociedad más fraterna y humana, mediante el desarrollo de una pedagogía inspirad en el concepto cristiano del hombre.

6. Impartir una enseñanza individualizada que valore el conocimiento personal del alumno y la auténtica estima entre el educador y educando como punto clave de todo el proceso Educativo.

7. Favorecer un ambiente educativo que se caracterice por un clima familiar, sereno, creativo y rico de propuestas educativas.

8. Implicar a todos los miembros de la Comunidad Educativa para asumir los Principios, y hacer efectivo el Proyecto Educativo y el Reglamento de Régimen Interior del Centro.

II Didácticos

1. Favorecer el desarrollo de las capacidades intelectuales para un adecuado conocimiento de la realidad con el fin de integrarse plenamente en ella y transformarla desde dentro.

2. Lograr que el alumno sea protagonista de su propia formación, desarrollando el espíritu crítico, la autodisciplina y la creatividad.

3. Educar a la escucha, al respeto, al perdón, a la solidaridad, amistad y amor en las relaciones interpersonales (según el carisma de las Hnas. Doroteas).

4. Procurar que alcancen un sentimiento responsable de la estima y el cuidado de las cosas y del ambiente, general y escolar, adquiriendo progresivamente conciencia de que esto forma parte de la acción educativa.

5. Proponer a cada alumno las metas que puede alcanzar y favorecer su consecución con una metodología, motivación y estímulos adecuados.

6. Fomentar todo proceso de búsqueda, para que el alumno desarrolle su originalidad y ritmo personal.

7. Potenciar un sistema de evaluación continua que garantice la coherencia del proceso de enseñanza - aprendizaje.

8. Alentar la labor educativa de los padres programando encuentros y reuniones con expertos y personas calificadas y animando al diálogo con los profesores.

 

III Pastorales

1. Ayudar a los alumnos a conocer y hacer experiencia de Dios a través de la comprensión de la Biblia, en especial del Evangelio.

2. Favorecer momentos de oración personal y comunitaria con el fin de llegar progresivamente a una relación cada vez más profunda con Dios.

3. Ayudar a reconocer una jerarquía de valores que llega hasta el Valor Supremo, Cristo, y a conformar con ellos su conducta.

4. Presentar el Carisma de la Congregación de las Hermanas Doroteas a través de la vida y espiritualidad del Fundador, Mons. Giovanni Antonio Farina, de la devoción a los Sagrados Corazones de Jesús y de María, para que las virtudes de la caridad y de la mansedumbre lleguen a ser un estilo de vida, siguiendo el ejemplo de Santa Bertila.

5. Favorecer procesos de maduración vocacional así como de orientación educativa y profesional.

6. Reavivar el espíritu religioso de la Comunidad Educativa.

7. Promover y apoyar la Asociación de Ex-alumnos y de sus padres, manteniendo una relación de estima y colaboración.

8. Promover actitudes participativas en la escuela y en la sociedad.